• Menú
  • Menú

We’re in Belize babe!

Despues de una noche de cucarachas como tortugas y colcohnes finitos nos levantamos para ir a cambiar pesos mejicanos. La impresión que tengo de la ciudad no cambia mucho, peor hay que estar con los 5 sentidos abiertos para captar algunas cosas. Desde mi experiencia particular nunca visto tantos negros juntos. Puede sonar gracioso, pero es así…eso hace que las cosas se den vuelta: yo soy la diferente, y por lo tanto el centro de muchas miradas. El secreto esta en caminar hacia el frente, con la mirada firme, como sabiendo hacia donde se esta yendo, y saludar amablemente si alguien mira demasiado. No puedo decir que me siento indegura, pero no me quedaría acá mas de lo necesario. Hay mucha pobreza, mucha gente en la calle pidiendo, borracha. Estar acá es, salvado las distancias, como ir a Ciudad del Este: uno sabe que el lugar no esta copado, que es peligroso, pero a la vez es una experiencia interesantísima. Belice City es así para mi. Y la sensación de ser distintos en la multitud es algo que todos deberíamos experimentar alguna vez. No puedo explicar por qué, pero mas allá de todo, me gusta este lugar, tiene algo.
Corriendo un poco alcanzamos el bote de las 10 y vamos hasta Cayer Caulker. Es tal como dice mi guía: ambiente de relax total. Que buen lugar… Nos quedamos en Tina’s Guest House porque es el primer hostel que vemos y todo Belice es realmente mas caro en comparación con Mexico. Tenemos un cuarto de a 4 y compartimos con Jordan, una chica de Usa. Me gusta mucho, mucho, mucho el ambiente de acá. Were in Belize babe!

Laura Lazzarino

Soy Laura y desde 2008 vivo con mi mochila a cuestas, con un único objetivo: viajar para contarlo. Este blog es el resultado de mis aventuras a lo largo de +70 países. ¡Bienvenido a bordo!

Ver historias

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.