• Menú
  • Menú

Snorkel en Bocas del Toro

Amanece lloviendo. Horas y horas seguidas cayendo agua, que mala suerte. No hay nada para hacer en esta isla, y aun si decidiéramos irnos hoy, ya es tarde. Mientras desayunamos para un poco, y decidimos ir a preguntar a los del snorkel, tal vez decidan ir mas tarde. Cuando llegamos nos avisan que salen igual, por lo que volvemos rápido a ponernos las mayas. La verdad es que no me entusiasma demasiado: el cielo esta negro, esta un poco fresco y dudo que se pueda ver algo…

Para protegernos un poco del frío nos dan trajes de neoprene, re buena onda!

La primer parada es a 5 mts de profundidad. Se ve bastante claro, aunque la cantidad de peces no es muy impresionante (convengamos que la experiencia que yo tengo de Belize es excepcional, es lógico que no me deje impresionar fácilmente). La segunda parada es menos espectacular porque el agua esta algo revuelta. Alejándonos un poco podemos igualmente tener algo de visión y encontramos muchas, muchas estrellas de mar enormes. Algunas están muertas, pero la cantidad llama la atención. Los corales me gustan. Ahora que no hay tantos peces se pueden ver bien. Son muy variados y de muchos colores. Volvemos después del mediodía, a bañarnos y a comer.

El resto de la tarde paseamos por la isla; vemos plantas de ananá, arboles de manzanas de agua (una especia de pera con cascara rija y bien blanca por dentro, que tiene mucho jugo y a nosotros nos encanta) y un oso perezoso con su bebe, bien de cerca, un amor! Para ser que el día estaba horrible, lo aprovechamos bastante…

Laura Lazzarino

Soy Laura y desde 2008 vivo con mi mochila a cuestas, con un único objetivo: viajar para contarlo. Este blog es el resultado de mis aventuras a lo largo de +70 países. ¡Bienvenido a bordo!

Ver historias

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 comentarios