Sal con una chica que viaja. Sal con una chica que prefiera ahorrar para viajes fuera de la ciudad o excursiones de un día a comprar zapatos o ropa nueva. Puede que tal vez no sea vea muy “fashion”, pero detrás de esa cara bronceada y pecosa por todos los días al sol, yace una mente que puede llevarte a muchos sitios, y un corazón abierto que te tomará por lo que eres y no por lo que puedes llegar a ser.

Sal con una chica que viaja. La reconocerás por la mochila que siempre carga. No la verás con un delicado bolso de mano; ¿dónde llevaría, si no, sus diarios de viajes, sus lapiceras o la linterna que siempre está junto al cierre de su mochila? En una pequeña cartera, ¿cómo podría llevar sus libros, los pañuelitos húmedos, el paquete de galletas y la botella de agua que siempre carga, en caso de que cambien los planes y decida demorar el regreso a casa? Pues sí, una chica que viaja sabe que en cualquier momento, cualquier cosa puede pasar y ella debe estar lista. Nada la toma por sorpresa; pues sabe que los cambios son parte de la vida.

sal con una chica que viaja - copia

También podrás reconocer una chica que viaja por el hecho de que ella siempre se asombra del mundo que la rodea, no importa si está en su ciudad natal o en un sitio que le es totalmente nuevo. Ella ve belleza a su alrededor, no sólo de la que aparece en las guías de viajes o exhibidas en una postal. Una chica que viaja ha desarrollado una apreciación más profunda de la vida. No va a juzgarte o a presionarte para que hagas cosas que no quieres hacer. Ella respeta demasiado la importancia de la identidad y la singularidad, y te apreciará aún más si no pretendes ser quien no eres.

Puedes cometer errores con una chica que viaja, y también puedes ser tan peculiar como quieras ser. Confía en mí, ella ha visto cosas mucho peor en sus viajes, y conoce de primera mano los caprichos de la naturaleza humana.

sal con una chica que viaja 2

Sal con una chica que viaja, porque cuando estás con ella, te darás cuenta de que a pesar de haber dormido una siesta en un templo de Angkor Wat, navegado por el Delta del Mekong, corrido por las calles de Saigón, o nadado desnuda en las cuevas de Filipinas, aún conserva la humildad, que es la marca de un verdadero viajero. Ella sabe que ha estado en un montón de lugares, pero sabe también que el mundo sigue siendo un gran lugar y  que sólo ha visto una pequeña parte de él. Esto puede hacerte sentir bien contigo mismo;  no necesitas hacer más, ni ser más. Lo que eres es suficiente.

Cuando conozcas a una chica que viaja, pregúntale dónde ha estado y cuáles son sus próximos planes. Ella apreciará tu interés y, si tienes suerte, puede incluso invitarte a que te unas a ella. Si lo hace, acepta. Nada cautiva mejor a la gente que viajar.

Salir con una chica que viaja es simple. Ella no esperará que le compres regalos costosos: dos pasajes para pasar juntos un fin de semana en cualquier lugar la harán más que feliz. Puedes también comprarle pequeñas cosas que ella siempre olvida de comprar por sí misma: un candado para su equipaje, una funda para su mochila o tal vez un sarong que reemplace aquél que se olvidó en China.

sal con una chica que viaja 3

A una chica que viaja no le importará si te pierdes camino a la cita. Sabe que, muchas veces, el viaje es más importante que el destino. Te ayudará a ver el lado más ligero de las cosas y va a caminar junto a ti, no detrás ni delante, señalándote las cosas más interesantes de las que verán en la ruta. En poco tiempo te darás cuenta de que sí, el viaje ha sido más memorable que el destino al que tú habías planeado llevarla.

¿Vale la pena una chica que viaja? Sí, claro que sí. Así que cuando la encuentres, no dejes que se vaya. No la pierdas por tus inseguridades y dudas. Si ella dice que te ama, es porque realmente lo hace. Al fin y al cabo,  ha visto tantas cosas, ha conocido tanta gente, que si te ha escogido lo mejor es tomar la oportunidad y dar gracias por tu suerte. Si ella dice que te ama, es porque ha visto algo en ti, algo capaz de hacerla regresar de sus viajes y anclarse en el mundo de la manera en que desea hacerlo, después de semanas o meses en la ruta.

Sal con una chica que viaja. Hazla sentir a salvo. Haz que sepa que sin importar donde vaya, o el tiempo que se haya ido, siempre estarás ahí para ella.

Encuentra una chica que viaja. Ten una cita. Amala y cásate con ella, y tu mundo nunca será igual otra vez.

 *Traducción y adaptación de “Date a girl who travels”, escrito por Aleah Taboclaon. Pueden leer la versión original en inglés (y engancharse con el blog, que también es muy interesante) en este enlace.

* Y acá podés leer “Mujer que viaja(s) sola”, un post para todas esas viajeras que andan dando vueltas, y para aquellas que todavía no saben que lo son…

[box][/box]

Ey! No te vayas sin antes visitar nuestra sección de LIBROS . Además de darnos un empujón a nosotros para seguir viaje, puede que encuentres eso que te está faltando para animarte a agarrar la mochila.

Además, podés seguirme en Twitter o sumarte a nuestra Fan Page 

[box][/box]


Para recibir en tu casa nuestro nuevo libro “Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas” sólo nos tenés que mandar un mensaje desde nuestra Tienda Virtual. ¡El libro espera a todas las almas nómadas que necesitan un empujón para salir a recorrer el mundo con la mochila! Los enviamos por correo a todo el mundo, y nos ayudan a seguir viajando. Agradecemos de corazón cada consulta.


 

Acerca de la Autora Ver todo los artículos Web de la Autora

Laura Lazzarino

Soy Laura y desde 2008 vivo con mi mochila a cuestas, con un único objetivo: viajar para contarlo. Este blog es el resultado de mis aventuras a lo largo de +70 países. ¡Bienvenido a bordo!

57 ComentariosDejar un comentario

  • Yo no podría salir con un chico que no viaja… A veces en broma digo “mínimo un pasaporte con dos sellos”… Ella sabe que ha estado en un montón de lugares, pero sabe también que el mundo sigue siendo un gran lugar y que sólo ha visto una pequeña parte de él: curiosamente, cuando se viaja, como un espejismo en la ruta, uno tiene la sensación de que cuanto más conoce, más falta aún por conocer. Felicitaciones por el blog, me encanta!

  • Debe ser raro que la gente que no te conoce de repente te lea por todos lados , si soy la chica de twitter y de facebook jajaja… pero te queria decir algo… todos los años de mi vida intente ver donde encajaba… y tus palabras me hicieron leerme a mi misma. Es genial las pilas que dan vos y tu novio. Espero algun dia hacer al menos el 1% de lo que hicieron ustedes. Sigan dando guia a la gente!!! Abrazos

  • Me encanto!! yo amo viajar y siempre trato de contagiar a la gente de que lo haga más allá de los lujos. Que traten de aprovechar cada momento y aventura que se presenta en los viajes sin una ruta planeada…

  • Esta muy bueno estas palabras y la verdad que si es muy cierto lo que dices yo soy un viajero Venezolano y en Cartagena de Indias Colombia encontré a mi chica viajera una Alemana de buen corazón que la amo mucho y valoro, la verdad que para las chicas que piensan encontrar a su chico que viaje la van a pasar de lo mejor ya que siempre van a compartir esa pasión por los viajes y siempre se van a sentir seguras a su lado lo digo por experiencia con mi chica; Exitos a todos los viajeros y viajeras, valoren mucho a esa persona a su lado como lo dice Laura y disfruten de cada minuto y momento a su lado bueno o malo…

  • Interesante tu post Lau. Entre viajar, conocer y compartir siempre será una gran experiencia si lo haces con aquella mujer que disfruta cada paso, cada camino y cada noche contigo. Me quedó muy grabado esto: “No la pierdas por tus inseguridades y dudas. Si ella dice que te ama, es porque realmente lo hace. Al fin y al cabo, ha visto tantas cosas, ha conocido tanta gente, que si te ha escogido lo mejor es tomar la oportunidad y dar gracias por tu suerte” No puede ser más cierto. Saludos Lau 🙂

Leave a Reply

Tu email no será publicado.