• Menú
  • Menú

Categoría: Reflexiones viajeras

Para mí – un post nacido en Posse

Las sentí venir de la misma forma en que a veces siento algunos olores: con la sorpresa de la invasión absoluta. Era la hora de la siesta, yo estaba caminando por las calles de Justiniano Posse y de repente el cuerpo parió algo distinto. O conocido, depende. Había algo en esas veredas...

Antología de inviernos

Invierno y yo tenemos una historia de enfrentamientos que se remonta hasta donde se me estira la memoria. Invierno, y mi mamá me sentaba arriba del hogar y me enrollaba las piernas con cancanes rojos de uniforme. Invierno, y las clases de gimnasia se envolvían de luz artificial a las...

¿Y no piensan tener hijos?

La primera vez en mi vida que sentí que yo estaba fallada, tenía alrededor de diez años. Era la hora de la siesta en la casa de mi abuela y mientras ella terminaba de fregar los platos me dio una orden tan sencilla que sentí el pánico de no poder ejecutarla treparme por los tobillos...

Historias (mínimas) de aeropuerto

1. Solamente puedo pensar en dos cosas: es mi primera vez en Europa y tengo un pasaporte en blanco. Camino lento hasta el tumulto de gente, chequeo de reojo la cara de los dos que están detrás del mostrador. “Migraciones”, en mi sistema nervioso, es el detonante de una bomba nuclear. O de...

No somos irrompibles

Ahora 14 de junio de 2016. 5 meses de viaje por África y yo, acá, sentada con una vincha en la cabeza que intenta amortizar los 39 grados, que me sostiene las ideas para que no estallen o florezcan o me chorreen sobre las pestañas como lava ardiente de gritos y penas y hastío y desazón...

Siwa y las mujeres de adobe

Desde el marco desgastado de una puerta que está abierta, unos rulitos castigados por el viento y la arena se asoman con gracia. Lentamente, una cara redonda como una manzana emerge de la oscuridad de la casa. La risa viva, infantil, es la alarma que me indica que sus ojitos nuevos se...

Doce cosas que aprendí viajando

Llevo más de siete años en ruta, y a lo largo de este tiempo fuera de casa, me enfrenté a varias lecciones. En este post, una lista de doce cosas que aprendí viajando. En abril de 2008, con más ganas que dinero, decidí que en lugar de unas vacaciones tradicionales en la Costa iba a probar...

Me verás volar

Hace unos meses, antes de salir de Argentina, me entrevistaron en un programa de radio. La consigna era elegir cuatro o cinco temas que representaran mis viajes, para cerrar cada bloque. Tuve que mentir para quedar bien. En lugar de saltar al vacío me tiré a la red de Manu Chao, Calle 13...

WordPress me hizo llorar

Tengo este post escrito desde hace más de un año. Allá por junio del 2013, cuando después de miles de idas y venidas migré mi blog desde blogger a wordpress, decidí escribir este artículo para compartir con ustedes mi frustración. Por esas cosas de la vida, nunca lo publiqué. Hoy, que la...

Sweet movement: Trabajo

Día 11 Me cuesta siempre. Me preguntan de qué trabajo y me pongo nerviosa y cualquiera pensaría que ando en algo ilegal pero intuyo que sería más fácil decir trafico armas o vendo fósforos en Pakistán que explicarle a la gente que mi trabajo es versátil, que me lo invento yo, que no cabe...

Sweet movement: deporte extremo

Día 10 De local La única manera en que puedo entender a la gente que no puede sentir la música salírsele por el cuerpo, es pensar en mi propio cuerpo fracasando en sus intentos en cualquier deporte. Tengo que hacer el esfuerzo mental, ahora mismo, mientras mis pies se mueven solos...

Sweet movement: Binorma

Día 9 Esta es una isla buena, you know. Aquí tenemos salsa, the best rum in the world, clima caliente, y playas de lo mejor, so relax and enjoy. (Silencio). ¿Qué tú no me entiendes, Laura? ¿No era que tú hablabas inglés? Sí, pero me mata el random. No, chica, take it easy, que aquí somos...

Sweet movement: el descaro de la Mariamulata

Día 8 “Pájaro gorrión no come directo, él roba escondido de las palomas. No come de frente a frente. En vez pájaro María Mulata de Cartagena pide comida de frente a frente y si no le alimentas le viene la indignación.” Stephan en Buenos Aires, Hebe Uhart. La primera vez que vi una...

Sweet movement: la maratón

Día 7 Dijiste movimiento. Tenía que ser algo, algo dulce, y elegiste movimiento. Porque es la esencia, porque es el ser, porque es el todo. El movimiento genera movimiento y de eso se trata ser nómada, o el enamoramiento de ese concepto lejano de libro de prehistoria. Nómada. No más da...

Sweet movement: el tiempo de los regalos

Día 5. Mis deseos tuvieron siempre forma de plegarias escritas en papeles pegados en la pared. O en la puerta. O en la heladera. Quise aviones, pedí aviones. Quise todo el poder de las estrellas, lo pedí. Confié siempre a ciencia ciega en que las palabras dibujadas con letras escritas con...

Sweet movement: la deconstrucción

Día 3. Nunca una cuenta regresiva me fue tan ajena. El calendario va quedando chiquito, pero no hay estrellitas ni corazones ni saltimbanquis alrededor el 07. Es como si el almanaque fuera de otro, como si la vida fuera de otro, como si ese otro fuese cualquier otro menos yo. “Te...

Sweet movement: instancias de movimiento

Día 2 y todo lo que puedo pensar es que el tren sigue, el tren no para, el tren no me deja bajar. Arranqué 8 y media antes de lo que quería arrancar, porque el solcito del este entraba por la ventana, porque el reloj se había quedado sin pilas, y por algo se quedó sin pilas en medio de la...

Sweet movement: sala de embarque

Día 1: La tristeza de lo que se queda de la alegría de lo que vendrá. Siento mi vida estar en una sala de embarque continua desde hace semanas, donde despegan aviones todo el tiempo, donde nada importa porque la transición es dulce y es espera infalible. Me voy de viaje. Lo mejor del...

El pasajero del futuro*

*Hace un mes, la revista LADEVI me invitó a participar de una edición especial por su 25° aniversario. La consigna era sencilla: imaginar el futuro del turismo dentro de 25 años, y volcarlo en una nota. Supongo que la idea era invitarme a reflexionar seriamente sobre el rumbo de la...