• Menú
  • Menú

Lo que busco

En este último tiempo estuve pensando mucho en el viaje. No tanto en lo que me voy a encontrar, sino en cómo lo voy a vivir, en cómo me va a cambiar…Todos los preparativos me llevaron a conectarme con gente de muchos países, gente que ya viajo y me deja sus consejos, gente que todavía no y me alienta con sus deseos, gente que me ofrece ayuda, gente… De más está decir que estoy cargada de expectativas, porque todavía no puedo creer que voy a hacer algo así.
Son más de 2 meses, es mucho tiempo, son muchos días. Lo primero que pensé es que con la cantidad de ciudades en las que voy a estar, seguramente voy a llegar a mi casa con la mitad de los recuerdos, se me van a confundir algunas fotos y probablemente mi memoria me deje contar menos de lo que me gustaría. Me propuse entonces hacer un esfuerzo por sacar fotos mentales de todo, para no olvidarme de los detalles mínimos que son los mejores. Y me di cuenta de que eso va a ser imposible.

 

Pensé entonces en cambiar la estrategia, y me pregunté a mi misma, con toda sinceridad, qué es lo que voy a buscar. Siempre tuve las ganas de viajar, pero nunca supe bien por qué, o para qué. Decir que voy a buscarme a mi misma es una estupidez. (perdonen los que siempre dicen eso, no es falta de respeto lo mío, pero no creo en esa frase…está por demás de trillada, y en realidad es completamente vacía. A ver, si uno es un boludo, lo va a seguir siendo se vaya a Kuala Lumpur, Los Angeles o Roma. Las cosas que hacen que uno sea uno y no otro, no se meten en la mochila, vienen solitas a donde vayamos, y por más que intentemos deshacernos de ellas, resignémonos: es imposible) Además yo no necesito encontrarme, si no estoy perdida!
Entonces volvamos al principio, ¿a qué voy? La verdad es que me re gustaría inventarme una frase que sonara intelectual o meditada, o que la gente al leerla se quedara atónita y dijese: ‘esta chica está mas allá de todo’, o ‘qué profundo lo que escribe’. Pero no…
Voy a vivir la vida, a disfrutar de estar viva, de tener salud, libertad, una familia que me espera, juventud. No voy a hacer mayores esfuerzos por que todo permanezca en mi mente, porque va a quedarse en mi de todas maneras. La consigna es entonces ‘abrir los 5 sentidos’. Quiero sentir lo que me rodee, quiero probar los sabores de todas las comidas, escuchar la música de todos los sitios, experimentar lo que la tierra me ofrezca. Quiero animarme a vivir mi viaje, con precaución y prudencia, pero sin temor. Quiero nadar con delfines, bucear en Blue Hole, subir a un volcán, escuchar las historias de los ancestros.
Entonces, y sólo entonces, cuando haya experimentado todo eso que deseo, tal vez descubra si hay o no algún otro motivo que no logro descifrar. Hasta entonces voy con la única consigna de disfrutar, sin demasiadas pretensiones de lo que pretendo encontrar, voy mejor dicho a dejar que el viaje me encuentre a mi, feliz de estar viva.

Laura Lazzarino

Soy Laura y desde 2008 vivo con mi mochila a cuestas, con un único objetivo: viajar para contarlo. Este blog es el resultado de mis aventuras a lo largo de +70 países. ¡Bienvenido a bordo!

Ver historias

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 comentarios