• Menú
  • Menú

Guía práctica para viajar a Ushuaia

Viajar a Ushuaia es algo que todo viajero debería hacer, al menos, una vez en la vida. Y no solo porque se trate de la Ciudad del Fin del Mundo. Ushuaia es, por sí misma, una ciudad con mucho carácter. Hay días de “las 9 de la tarde” y tardes de “las 5 de la noche” porque el sol marca tarjeta con un horario especial. Es la única ciudad argentina que está del otro lado de la cordillera, la más austral del planeta y el punto de partida para viajar al continente blanco. En este post, todo lo que necesitás saber para viajar a Ushuaia.

El famoso faro Les Eclaireurs, conocido como "Faro del fin del mundo" es una de las vistas más típicas de Ushuaia

Cómo llegar a Ushuaia

Las vías para llegar a Ushuaia son, básicamente, dos: por tierra o por aire, cada una con sus pro y sus contras.

Viajar a Ushuaia en auto o en colectivo

La ruta nacional nº3 es la única vía de acceso a la provincia de Tierra del Fuego. Parte desde el sur de Buenos Aires y recorre la Patagonia bordeando la costa. Desde capital, es un viaje de varios días. Ventajas: la experiencia en sí lo amerita. Lidiar con el paisaje desértico y ventoso, cruzar la cordillera y ver cómo va cambiando el entorno, no tiene desperdicio. La “desventaja”: hay que cruzar a Chile para seguir camino, porque la isla de Tierra del Fuego no tiene conexión con el resto de nuestro país.

Ruta para viajar a Ushuaia en auto
La ruta se vuelve verde cuando uno cruza la frontera.

El cruce del Estrecho de Magallanes es muy interesante, pero hay que estar listo para las colas el papeleo de los trámites. Por otra parte, es un viaje largo por lo que hay que ir con tiempo. Nosotros lo hicimos a dedo y, sumando los tramos, tardamos casi tres días. Hay empresas que van directamente a Río Gallegos y desde allí se hace transbordo a Ushuaia.

Viajar a Ushuaia en avión

Existen varios vuelos para viajar a Ushuaia en avión. Los directos tienen una duración de 3hs, mientras que aquellos que hacen escala demoran 5hs. Las compañías que vuelan son Aerolíneas Argentinas y Jetsmart (que, al ser de bajo costo, tiene más rango de tarifa y es más económica).

Los paisaes desde el avión, cuando uno viaja a Ushuaia , son espectaculares

Ventaja: si el día está soleado, las vistas aéreas del terreno son impactantes. Además, como todo vuelo, simplifica el tiempo de traslado. Desventajas: precio, en primer lugar. En lo personal, tampoco no me gusta la sensación de “cambiar de canal” propia de los vuelos. Transitar la ruta y llegar a destino siempre será, para mí, lo mejor (siempre y cuando uno tenga tiempo).

Cuánto cuesta viajar a Ushuaia

Los precios en esta guía están puestos en dólares estadounidenses. La inflación, el tipo de cambio informal y la locura económica de mi país hacen que sea imposible mantener los precios actualizados en pesos argentinos. 

La ciudad de Ushuaia es cara. Más que una simple impresión, es una realidad. Como toda la Patagonia, las condiciones de vida exigen que los salarios sean más altos y eso, sumado al costo de transporte que tienen todas las mercaderías que allí llegan, aumentan los precios indefectiblemente. Pero a no desesperar. Que el Fin del Mundo sea “salado” no quiere decir, en absoluto, que sea anti-mochilero.

laura lazzarino de mochilera en Ushuaia

Existen siempre alternativas para abaratar los costos. Como siempre digo, no soy amiga de la escala Lonely Planet que pone un valor diario necesario para viajar, porque creo que eso depende de cada uno. Lo que enumero a continuación son algunos valores a tener en cuenta, para darse una idea:

Menú ejecutivo en un restaurant: UDSD 9; noche de alojamiento en un hostel: a partir de USD 17 el cuarto compartido y USD 40 la habitación privada; excursiones básicas: a partir de los USD 40 . Existe siempre la posibilidad de acampar (para lo que se recomienda buenos equipos) y de cocinar (si están en un hostel), lo que reduce el gasto.

Si querés planificar tu viaje y no sabés por dónde empezar, te recomiendo que leas mi guía Cómo armar un viaje

Dónde dormir en Ushuaia

Desde hoteles con vistas magníficas al paisaje fueguino hasta Bed and Breakfast atendidos por sus dueños con un ambiente súper acogedor: Ushuaia tiene opciones para todos los bolsillos. Independientemente de cuál sea su preferencia, es importante tener en cuenta algunos detalles:

Si no tienen un vehículo propio, los hoteles más excéntricos pueden ser un problema. Quiero decir: van a depender siempre de un transporte que los lleve a la ciudad, o consumir en el mismo restaurante del hotel. Eso puede estar bien para quienes buscan una experiencia privada, en contacto con el confort y la naturaleza, pero puede ser un problema para quienes quieran aprovechar su estancia en recorrer. Si la idea que tienen es disfrutar del fin del mundo en una cama enorme con servicio de habitación, mi recomendación es el Hotel Arakur, que además de estar dentro de una reserva natural, tiene un spa y piscinas con agua de deshielo.

Centro de la ciudad de Ushuaia

Si quieren disfrutar de la naturaleza pero sin perderse la oportunidad de recorrer la ciudad, alojarse en el centro es la mejor alternativa, y no tendrán problema de encontrar hospedaje que se adapte a sus gustos y bolsillos. En mi época de agente de viajes, el Hotel Los Naranjos era mi preferido para viajes en familia, por su ubicación y precio. Si buscan algo más acogedor, la Casa de Tere es un lugar con mucho encanto, atendido por sus propios dueños, con muy buenas recomendaciones.

Si van en plan mochilero, en Ushuaia hay muchos hostels en la zona céntrica. Busquen uno que tenga espacio para cocinar (la comida puede engrosar considerablemente el presupuesto). Sé que al momento de viajar a Ushuaia, muchos viajeros prefieren acampar en la zona del Parque Nacional. Yo personalmente no lo recomiendo, a menos que tengan muy buen equipo (el frío puede ser muy crudo) y que se aseguren de estar en las zonas permitidas. Tengan en cuenta, además, que estarán muy lejos de la ciudad y eso puede ser un inconveniente.

Aunque se trate de la ciudad del fin del mundo, Airbnb funciona muy bien en Ushuaia. Pueden encontrar departamentos enteros, habitaciones en casas familiares, cabañas. Si todavía no son miembros, reservando desde acá pueden obtener un descuento en la primera reserva.

Qué ver y qué hacer en Ushuaia

A pesar de ser una ciudad pequeña, el entorno natural y el punto geográfico en el que se encuentra, permite que la ciudad pueda ofrecer una infinidad de alternativas. Desde paseos familiares, pasando por navegaciones, actividades de aventura y deportes de riesgo. Lo que sigue a continuación es un resumen de las excursiones más importantes y las que a mí más me gustaron. No incluyo actividades de nieve porque eso merecería un post aparte.

Además de ser la Ciudad del Fin del Mundo, Ushuaia es el puerto de partida para viajar a la Antártida. Si querés combinar tu viaje a Patagonia con una experiencia en el continente blanco o si estás buscando ofertas de último minuto, Wayfinders Adventures son especialistas en viajes a la Antártida y tienen oficinas en Buenos Aires.

Navegación Canal de Beagle: Es un clásico. Hay varias empresas que ofrecen diferentes alternativas, aunque todas realizan un recorrido similar. Empezando por la oportunidad de tener una panorámica única de la ciudad desde el agua, la navegación incluye la Isla de los Pájaros, Isla de los Lobos y la vista al famoso faro Les Eclaireurs. Algunas compañías incluyen el descenso en Isla Bridges, donde se observan algunos vestigios de las comunidades yámanas. Los precios arrancan en USD 60, y si el mar está picado, el paseo no sale y se reprograma. Para los que se marean en los barcos: tranquilos, los zarandeos son muy pocos, ¡es completamente soportable! Si quieren organizarlo antes de viajar a Ushuaia, acá pueden reservar la navegación al Canal de Beagle.

lobos en el Canal de Beagle, vistos en un viaje a Ushuaia

cormorán en canal de beagle

 Estancia Harberton y pingüinera: Es un adicional de la excursión anterior, que combina la navegación por el canal de Beagle con un descenso a la estancia más antigua de Ushuaia y un paseo por la pingüinera de la Isla Martillo. En este caso, la excursión se extiende un par de horas más porque se vuelve por tierra. Personalmente, no realicé este paseo, pero lo agrego porque hay una tercera opción, que es tomarse el barco que hace este recorrido, y no bajar en la estancia (por lo tanto, no se paga esa parte de la excursión). La ventaja: se puede ver la pingüinera desde arriba del barco, muy de cerca. 

La pingüinera es uno de los motivos para viajar a Ushuaia

Viajar a Ushuaia permite ver pingüinos muy de cerca

Parque Nacional Tierra del Fuego: Está ubicado a 12 km de la ciudad. Además de su abundancia en flora autóctona, es una buena oportunidad de disfrutar de paisajes únicos. El circuito se puede hacer en vehículo, frenando en los puntos de interés, o a pie (lo que es más cansador pero más provechoso). Se visitan la Bahía Ensenada, el Lago Roca, Lago Acigami, el Río Lapataia, y la Laguna Negra, entre otras. El entorno natural vale la pena.  Para los que quieran hacerlo por su cuenta, desde el muelle turístico salen unas combis con horarios fijos, que van y vienen al parque. Además de que son mucho más económicas, permiten que cada quien maneje el tiempo de su visita.

Si quieren recorrer el parque a pie, pueden reservar un trekking por el Parque Nacional Tierra del Fuego. Las vistas valen mucho la pena.

También existe la posibilidad de visitar el Parque Nacional Tierra del Fuego y subirse al Tren del fin del mundo, el ferrocarril más austral del planeta.

 Museo marítimo y cárcel del Fin del Mundo: Es una visita muy interesante para comprender mejor la historia de la ciudad y de sus primeros habitantes. Uno se centra en las proezas de los navegantes de aquellos confines; el otro, en las historias de los hombres condenados a vivir en tal duras condiciones. Dado que se trataba de una prisión de máxima seguridad, donde luego albergaron presos políticos, la visita está llena de historias y personajes de lo más impactantes. El pabellón que se conserva en sus condiciones originales da escalofríos, y se siente en carne propia lo que debe haber sido vivir allí en aquél entonces. Muy recomendable.

Lago Fagnano y Escondido: Es otra de las visitas clásicas, que permite conocer el entorno de la ciudad, y la belleza natural de la provincia. Los fuertes son los puntos panorámicos, y es ideal para los que amamos sacar fotografías. Dado que se recorre parte de la ruta nacional 3, los que llegaron a Ushuaia en auto van a volver a ver ciertos paisajes del camino. (Si el vehículo es propio, no hace falta contratar la excursión).

El Lago Fagnano es uno de los que ver al viajar a Ushuaia

Para esta excursión, hay dos modalidades: regular, y offroad en 4×4. Como parte del Blog Trip Ushuaia, nosotros hicimos la segunda. La ventaja que tiene este paseo, además de que se amplía el recorrido, es la adrenalina propia de recorrer caminos casi intransitables a bordo de una 4×4. Además, se visitan las castoreras, que conforman en sí un espectáculo único, y el criadero de perros de nieve. El valor de la excursión simple es de USD 66 aprox. y de la excursión offroad de USD 75

Mucha gente no piensa en la flora al momento de viajar a Ushuaia, sin embargo también es un atractivo
Esta es una buena excursión para aprender sobre la flora del lugar.
excursión offroad al lago fagnano en un viaje a Ushuaia
La adrenalina del offroad.
Aunque no es sencillo ver a los castores, sí se encuentran sus rastros.

Otras recomendaciones para viajar a Ushuaia:

Llevar ropa adecuada: abrigada, cómoda e impermeable. Nada de zapatillas de lona o de elegancia innecesaria. Lo importante es no pasar frío y estar cómodo para caminar;

Los meses de julio-agosto y enero-febrero son la temporada más alta. Lo más recomendable es reservar el alojamiento antes de ir.

En muchos lugares, los estudiantes tienen descuento. No olviden llevar sus libretas o certificados de alumno regular.

Atención mochileros menores de edad: Si van a ir por tierra recuerden que es imprescindible llevar la autorización legal de sus padres para salir del país. (Hemos sabido de varios que se han tenido que pegar la vuelta!)

Lectores extranjeros: para viajar a Ushuaia, lo más recomendable es llegar a Buenos Aires y luego tomar un vuelo a la ciudad. Tengan en cuenta que los vuelos internacionales llegan al aeropuerto de Ezeiza, y que la mayoría de los vuelos de cabotaje salen de Aeroparque Jorge Newbery, que es otro aeropuerto que está a una hora aprox. de distancia. Sin embargo, hay un vuelo diario a Ushuaia que parte del aeropuerto internacional. Por otra parte, notarán que en las atracciones que dependen del estado (Parques Nacionales y Museos) las tarifas son diferenciadas. Sucede que los argentinos tenemos una bonificación sobre el precio real porque parte de nuestros impuestos se destina a la conservación de dichas atracciones.

Lectores extranjeros: aunque la salud pública en Argentina es orgullosamente gratuita (sí, para ustedes también), en caso de emergencia, dolor de muela o cualquier tipo de imprevisto, siempre es conveniente tener un seguro médico. No hace falta, sin embargo, que se gasten un dineral. En este comparador de seguros, pueden encontrar precios para todos los bolsillos, y viajar tranquilos sabiendo que están cubiertos.

Y un último dato, para los viajeros del gremio: hacer dedo a Ushuaia es muy posible…La ruta 3 es eterna y está llena de camioneros peleando contra el aburrimiento. ¡No pierdan su oportunidad!´Eso sí, y esto es válido también para quienes viajan en auto: chequeen los horarios de la balsa (así se conoce a la embarcación que cruza el Estrecho de Magallanes). Acá pueden ver los horarios, y evitarse tener que pasar la noche esperando el próximo cruce.

Otras excursiones para hacer en Ushuaia:

Existen una gran cantidad de excursiones para disfrutar del entorno, así como distintas formas de hacerlas. Acá les dejo algunas alternativas, tanto para recorrer la ciudad como para explorar la zona en caso de tener tiempo. Vale la pena:

 Como ya dije, Ushuaia es un destino que no se puede dejar de conocer, y está en nuestro país. Espero que estos datos hayan sido útiles, y antes cualquier duda, no dejen de escribir. 

lectora_caminosPara leer las historias completas de nuestro viaje de 18 meses por toda Sudamérica, conseguí nuestro libro Caminos Invisibles – 36.000 km a dedo de Antártida a las Guayanas. Contiene información e inspiración para recorrer el continente, ¡desde los caminos incas de Bolivia hasta las Playas del Caribe! No está en librerías: lo podés pedir desde nuestra Tienda Virtual y recibir por correo en todo el mundo. ¡Agradecemos de corazón cada consulta!

Laura Lazzarino

Soy Laura y desde 2008 vivo con mi mochila a cuestas, con un único objetivo: viajar para contarlo. Este blog es el resultado de mis aventuras a lo largo de +70 países. ¡Bienvenido a bordo!

Ver historias

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

363 comentarios