• Menú
  • Menú

Categoría: América

Mis mejores fotos del Valle de la Luna

Nuestro segundo día de Blog Trip fue una jornada intensa (por no decir intensísima), que tuvo como objetivo visitar el Parque Provincial Ischigualasto, y el Santuario de la Difunta Correa. El Valle de la Luna, como se conoce popularmente al parque, está ubicado en Valle Fértil, a más de...

Postales del mundo: se buscan

Y ahora sí, henos aquí. Ya pasaron los largos dieciocho meses de viaje, ya pasó el torbellino de la vuelta, ya estamos en casa. Sí, digo en casa y lo digo con felicidad, porque volvimos a nuestro país y teníamos un techito medio prestado medio alquilado que nos estaba esperando. Un...

Si la Difunta Correa hubiese sido mochilera…

Dicen que la fe no conoce de argumentos. Que mueve montañas, que no sabe de dudas.  Es curioso, porque lo mismo dicen del amor. En definitiva, puede que se trate de la misma cosa. En 1840, Dalinda Antonia Correa encontró la desesperación. Es probable que la historia, que ya se convirtió...

Aquella vez que yo te conocí, San Juan

“Recuerdo aquella vez/ que yo te conoci/recuerdo aquella tarde/ pero no recuerdo/ ni cuando te vi…” No existen los viajes sin la imaginación. Vamos a empezar por ese concepto. El inicio de un viaje no está marcado por el momento en que subimos a un avión o a un tren; ni...

Crónicas de una reVuelta (parte II)

El paso de Jama me resulta un total engaño. No sé qué me esperaba, pero supongo que aunque uno no se haga ilusiones, haberlo visto tantas veces en el mapa, tan chiquito, apenas representado con dos líneas imperceptibles, me había hecho pensar que era cuestión de cruzarlo y ya. Sin...

Crónicas de una reVuelta (parte I)

Juan me dice que falta poco, pero el cielo de Lima me afirma exactamente lo contrario. Está violeta, y yo lo amo. Y no me importa que las noticias que me augure no sean las que quiero, porque después de todo, un cielo violeta no es algo que uno vea todos los días. O todas las noches...

Cayenne antes que París

La tarde en que Juan y yo extendimos el pulgar al costado de la ruta, era una tarde calurosa y pesada como cualquier otra en Surinam. Decididos a seguir avanzando, el sofoque y el hambre lejos estaban de hacernos caer en una realidad tan inverosímil que sonaba ridícula. Estábamos a punto...

Surtido Surinam

Llevamos una semana en Surinam. Por primera vez desde que salimos de viaje, hace ya unos quince meses, siento que no entiendo nada de nada. Me siento frente al papel con el lápiz en mano, dispuesta a comenzar mis crónicas, y sencillamente no sé por dónde empezar. La historia de este país...

Surinam: un país en el que caben los cinco continentes

Captar todo en diez minutos, y a la vez no comprender nada. Surinam se me hace difícil. Desde uno de los bancos que reposan bajo la sombra frente a Fort Zeelandia, ese antiguo fuerte en la costa de la ciudad, pienso. Imagino que cada persona que pasa es la pieza de un rompecabezas...

Qué ver y qué hacer en Georgetown

Amanece en la capital de Guyana. Yo aún estoy en la cama, pero puedo sentirlo: el sol se filtra por la rendija de las ventanas de madera, y el vecino ha puesto su música hindú tan alto como lo permite su celular. Todavía no me creo que estoy en Sudamérica. Hoy nos toca pasear. Salir a...

La libertad de las cometas

Alto, cada vez más alto, cada vez más lejos. Volar a la medida del viento, como si se estuviese bailando, como si nada más importase. Retroceder en súbitos zarandeos para volver a avanzar con más fuerza, y acercarse más al cielo. Ver el suelo desde arriba, sentir las ráfagas chocar en las...

Fotopost: la Gran Sabana venezolana

La Venezuela que hasta ahora veníamos caminando, es aquella conocida por sus femeninas palmeras y sus costas de quimera. La de las fotos bonitas, la de las vacaciones de folleto. En el imaginario popular, pareciera no existir otra escenografía que no fuera la de arena tibias y aguas...

Elige mi propia aventura (estrafalaria)

El amanecer nos encuentra a los tres durmiendo en un pequeño cuarto vacío donde hemos extendido nuestras bolsas de dormir. A las siete de la mañana nuestro reciente anfitrión nos golpea la puerta con entusiasmo para ofrecernos mostacholes con queso, y vaticina el nivel de ridiculez que...

Un techo para mi mochila

Yo siempre intuí que para viajar no era necesario tener un montón de plata. Me costaba un poco ordenar mis ideas, y mucho más convencer a alguien de que mis corazonadas no podían estar erradas, pero aún así yo insistía. Miraba Rosario desde un séptimo piso y las luces de los demás...

Helado de Teta

Está permitido reírse. Si dejan volar su imaginación hasta los confines más impúdicos, tampoco voy a culparlos. Y aclaro, no me he volcado al nudismo ni se trata esto de una vil estrategia para captar lectores curiosos. Nada de eso, aunque reconozco que la primera vez que vi el colorido...

El mantra del niño bolivariano

Salimos a la ruta con el tiempo justo, pero calculado. No estábamos tan lejos de Mochima, y la idea era tomar un bote hacia la playa a la hora en que todos los turistas están de regreso, para poder acampar cuando ya no quedara casi nadie y apropiarnos de lugar con toda confianza. Nos...

Volver a viajar: entre caminos y confesiones

Estoy entre dos caminos. O me confieso, salvaje, brutal y desmedidamente, y cuento lo que me pesan los pies por momentos, lo que me está costando escribir, la falta de inercia que rodea mi cuerpo; o me dedico a hacer un lindo post sobre la semana que pasamos en Choroní, en una playa de...

Aracataca: el pueblo donde nació Macondo

No se precisamente de dónde surgió la primer pasión que tuve en mi vida. No hablo de viajar – eso vino después, quizá hasta como una consecuencia lógica. Hablo de leer, esa añeja costumbre que parece estar en desuso. En mi casa jamás hubo una biblioteca respetable. Mi mamá no es lo que se...

La familia en el camino

En el repertorio de preguntas que la gente del camino nos hace a diario, siempre está presente la clásica “¿y su familia?”. Bien podríamos responder: “Bien, gracias”, o “No se animaron a venir”, pero entendemos que la gente quiere saber qué piensan sobre nuestra aventura, y si no nos...

Por quién suenan las campanas

Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra.; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre...

Postales de Cartagena

Entramos a Cartagena por la puerta de atrás. Yo quería toparme, de repente, con la vieja muralla y encontrarme con el Mar Caribe después de casi un año de espera. Pero no. El camionero que nos traía nos dejó en una ruta desordenada, con taxis como autitos chocadores y un calor que me hizo...

Las puertas de Salamina

Aprovechar al máximo una región requiere, necesariamente, saber leer los mapas. No basta con seguir los consejos de aquél amigo que estuvo allí hace un tiempo, o viajar según dicta la guía gringa de viajes. Hay que sentarse y estudiar, seguir las líneas trazadas, buscar nuestro camino...

Salento y Valle de Cocora

Aquí les dejo un post fotográfico de lo que fue nuestro paso por Salento y el Valle de Cocora, pueblo y Reserva Natural situados a pocos kilómetros de Armenia, en el Eje Cafetero. Podría desarmarme en palabras para describir la belleza del lugar, pero creo que las imágenes van a hablar...