- Sweet movement

Sweet movement: Trabajo

Día 11 Me cuesta siempre. Me preguntan de qué trabajo y me pongo nerviosa y cualquiera pensaría que ando en algo ilegal pero intuyo que sería más fácil decir trafico armas o vendo fósforos en Pakistán que explicarle a la gente que mi trabajo es...

Sweet movement: deporte extremo

Día 10 De local La única manera en que puedo entender a la gente que no puede sentir la música salírsele por el cuerpo, es pensar en mi propio cuerpo fracasando en sus intentos en cualquier deporte. Tengo que hacer el esfuerzo mental, ahora...

Sweet movement: Binorma

Día 9 Esta es una isla buena, you know. Aquí tenemos salsa, the best rum in the world, clima caliente, y playas de lo mejor, so relax and enjoy. (Silencio). ¿Qué tú no me entiendes, Laura? ¿No era que tú hablabas inglés? Sí, pero me mata el...

Sweet movement: la maratón

Día 7 Dijiste movimiento. Tenía que ser algo, algo dulce, y elegiste movimiento. Porque es la esencia, porque es el ser, porque es el todo. El movimiento genera movimiento y de eso se trata ser nómada, o el enamoramiento de ese concepto lejano...

Sweet movement: la deconstrucción

Día 3. Nunca una cuenta regresiva me fue tan ajena. El calendario va quedando chiquito, pero no hay estrellitas ni corazones ni saltimbanquis alrededor el 07. Es como si el almanaque fuera de otro, como si la vida fuera de otro, como si ese...

Sweet movement: sala de embarque

Día 1: La tristeza de lo que se queda de la alegría de lo que vendrá. Siento mi vida estar en una sala de embarque continua desde hace semanas, donde despegan aviones todo el tiempo, donde nada importa porque la transición es dulce y es espera...