- Antártida

El sueño de todo viajero, la figurita difícil. Antártida estuvo en mis fantasías desde que, siendo muy chica, escuché a mi abuelo repetir sus historias de marinero una y otra vez. Nunca pensé que el encuentro con ese mundo maravilloso de témpanos y pingüinos realmente podía llegar a sucederme a mí…hasta que llegamos a Ushuaia. En esta serie de posts, un diario de cómo nos animamos a soñar lo imposible, hasta lograrlo…

Antártida – Día 3: Huellas en las...

Aunque las horas de calma están cada vez más próximas, cuando me despierto el barco aún se mueve y decido saltear el desayuno y levantarme ya casi para el mediodía. Al subir al restaurante los mozos me aplauden y es lógico, es la segunda vez...