Viajar a Europa por primera vez siempre es un disparador de grandes dudas. ¿Qué documentos necesito para cruzar la frontera? ¿A qué se refieren con prueba de fondos? ¿Cuánto tiempo me puedo quedar? ¿Tengo que tener todo reservado? ¿Es indispensable contar con un seguro médico? ¿Cuáles son todos los requisitos para viajar a Europa? Las preguntas no se acaban y hay tantos mitos como verdades viajeras. En este post, todo lo que necesitás saber para que tu viaje por Europa empiece con el pie derecho.

Qué es la zona Schengen

La zona Schengen es un tratado de libre frontera compuesto por veintiséis países de Europa que permite que podamos circular por ellos sin la necesidad de pasar por migraciones una y otra vez. Esto quiere decir que si entramos a Europa por España, por ejemplo, podemos seguir viaje por cualquiera de todos los países miembros por un período de 90 días.  Los países miembros son: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Suecia y Suiza.

(Si quieren quedarse más de 90 días, les recomiendo que lean este post de Juan).

Fuente: www.abc.es

Cuáles son los requisitos para viajar a Europa (zona Schengen)

Independientemente de que se necesite visa o no (eso dependerá de la nacionalidad de cada uno; los argentinos no necesitamos), existe una serie de documentos imprescindibles al momento de viajar. Puede que el oficial de migraciones los pida como puede que no, pero es nuestra responsabilidad tenerlos al momento de cruzar la frontera.

Pasaporte en regla

Para poder viajar a Europa es necesario contar con un pasaporte que tenga una vigencia mínima de tres meses posteriores al momento de la finalización del viaje. Esto quiere decir: si ustedes viajan, por ejemplo, del 1 al 30 de mayo de 2018, su pasaporte no se puede vencer antes del 30 de agosto de ese mismo año.

Pasaje de ida y vuelta

Esta de una de las reglas más controversiales y de las que más dudas presentan. ¿Y si quiero viajar sin tiempo de retorno? ¿Y si de Europa quiero seguir viaje por Rusia? No importa, para ingresar al espacio Schengen es necesario que tengan un pasaje de salida. Eso no quiere decir que el pasaje tenga que ser de regreso a su país de origen. Si tienen un pasaje a otro país dentro de Europa que no forme parte del acuerdo (como Bulgaria, por ejemplo) o de otro continente, no hay ningún problema. Lo que no pueden hacer es ingresar sin ningún billete de salida.

Reservas

Se las pueden pedir al momento de embarcar (según la aerolínea) o al cruzar migraciones. Lo importante es tenerlas, y que las reservas sean consistentes con el plan de viaje que ustedes presentan. Si en su itinerario dice que van a pasar tiempo en las Islas Canarias, por ejemplo, necesitan una reserva de hoteles en Lanzarote o en alguna otra ciudad de las islas. ¿Y si no quiero tener todo organizado? Lo mejor en ese caso es asegurarse de que las reservas sean cancelables, para poder presentar todo prolijo en un PDF y luego manejarse libremente el resto del viaje.

Prueba de fondos

El espacio Schengen requiere una solvencia de 65 euros por cada día de viaje. Sin embargo, no todo ese dinero tiene que ser en efectivo. Copias de resúmenes bancarios, cheques de viajero o tarjetas de crédito sirven para demostrar solvencia.

Seguro médico

Es otro de los imprescindibles. Para entrar en el espacio Schengen es necesario contar con una asistencia que cubra al menos 30 mil euros. (Y al margen de que el oficial de migraciones la pida o no, viajar a Europa sin asistencia sería un riesgo muy grande: no sólo por la posibilidad de no poder ingresar, sino porque ante cualquier emergencia los costos en Europa son altísimos y con la salud es mejor no arriesgar). Si todavía no llegaste a este punto, podés usar un buen comparador de precios y conseguir una asistencia que se ajuste a tu presupuesto.

Contar con asistencia al viajero es uno de los requisitos para viajar a Europa

Otros consejos:

Sé que esto es muy subjetivo, pero la experiencia dicta que una buena presencia es indispensable. La entrada a un país no es lugar para levantar banderas ni principios: lo más recomendable es ir bien vestidos, con una actitud positiva.

Lleven todo a mano, impreso y por duplicado. Es normal estar nervioso ante estas situaciones. Por eso lo mejor es tener todos los documentos en un mismo lugar, y mantener la calma.

No se fíen. Aunque los foros estén llenos de gente diciendo que no les pidieron nada, está en el criterio de cada oficial hacer valer el derecho de solicitar la documentación. Mejor imprimir papeles de sobra que tomarse un vuelo de regreso a casa.

Acerca de la Autora Ver todo los artículos Web de la Autora

Laura Lazzarino

Leave a Reply

Tu email no será publicado.